miércoles, 4 de abril de 2012

Escápate!! 24 horas en Oslo





Oslo, "salpicada de arquitectura vanguardista, boutiques de diseño y poéticos parques, se abre a su fiordo como una elástica muralla de modernidad high-tech", reza Carlos Risco. La que se haya frecuentemente a la cabeza de las ciudades más caras del mundo, ofrece opciones para hacer nuestra estancia en Oslo más barata y que nuestro dinero llegue más lejos. 





Proponemos empezar con una visita a la Ópera de Oslo, un magnífico edificio, cual iceberg que emerge de las aguas, visible desde el fiordo, que se ha convertido en el revulsivo arquitectónico que ha transformado el barrio de Bjørvika. No en vano, el edificio ganó el Festival Mundial de Arquitectura en Barcelona 2008. Para aquellos fascinados por el mundo del arte, es de visita obligada la Galería Nacional, ya que aquí se encuentra la versión más famosa del cuadro de Edvard Munch, "El Grito". Además, la entrada es gratuita y la colección se completa con otras obras del propio Munch y de otros pintores noruegos e internacionales. Tras una mañana cultural, qué mejor que reponer fuerzas disfrutando de la cuisine nórdica en Lofotstua (Kirkeveien 40). Un acogedor restaurante especializados en platos de mar, donde los más atrevidos pueden degustar carnes de foca y ballena.

La tarde la podemos dedicar a recorrer la Karl Johan Gate, eje central de la ciudad y a su vez centro del diseño escandinavo. Aquí encontramos desde muebles de autor hasta objectos de decoración o útiles de cocina de la mano de firmas icónicas como Milla Boutique, Illums Bolighus o Pur Norsk, considerada una de las cinco mejores del mundo.






¿Qué restaurante puede presumir de haber obtenido directamente dos estrellas Michelin? Ese es Maaemo que se jacta de preparar todos sus platos sólo a base de ingredientes naturales y orgánicos. Puede ser una gran opción para la cena, aunque a un precio mucho más razonable podríamos optar por Lille B, brasería con una extensa selección de vinos. Para acabar la jornada sentados en la terraza del Club Bla, situado en la ribera del río Akerselva,  disfrutanto de su programación musical que da cabida desde el free jazz hasta el indie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario