domingo, 26 de enero de 2014

DIY Galletas de té

Harta de escrutar las etiquetas de todas las galletas del supermercado en busca de "puede contener trazas de...", este fin de semana nos hemos decidido a hacer galletas caseras. La receta es muy simple y el resultado, ya lo veréis, espectacular.

GALLETAS DE TÉ




Ingredientes:

- 1 huevo
- 125 gr de azúcar glas (puede ser azúcar normal también, pero, en postres, el resultado siempre es mejor con glas)
- 250 gr de harina de repostería (si la tamizáis, el resultado es de profesional)
- 150 gr de mantequilla en pomada (se puede substituir por aceite de oliva intenso)
- 1 cucharada de café de sal

Si tenemos maquina para amasar las haremos con más facilidad, pero podemos utilizar un bol para mezclar los ingredientes con nuestras propias manos (ahí va un tip: dejad siempre una mano libre para ir incorporando los ingredientes). 
Empezaremos mezclando el huevo y el azúcar hasta que estos liguen bien. A continuación, agregar la harina y la mantequilla y seguir mezclando hasta conseguir una masa fina y brillante. Si la notamos demasiado pegajosa, añadiremos un poquito de harina y la trabajaremos un poco más. Una vez está lista, envolvemos la masa en film transparente y la reservamos en la nevera durante una hora.



Pasado el tiempo, sacamos la masa y la extendemos sobre una superficie plana, espolvoreando un poco de harina y con la ayuda de un rodillo (tip 2: el rodillo se desliza mejor, si también espolvoreamos sobre él un poco de harina. No dejaremos la masa fina como si fuera una base de pizza, necesitamos un grosor de medio centímetro. 



Ahora viene la parte más divertida, cortar la masa con la ayuda de diferentes moldes. Hemos utilizado el kit Drömmar de Ikea, pero cualquier cortapastas puede servir. Las disponemos sobre una bandeja y directas al horno.


Con el horno a 180º, 20 minutos serán más que suficientes, es más, yo no les quitaría ojo porque una vez empiecen a dorarse ya las podéis sacar del horno. ¡Cuidado que no se quemen!


Ya están listas para que las guardéis en una caja de metal hasta la hora del té.

No hay comentarios:

Publicar un comentario